¿Por qué "Positive School"?

Porque somos un Centro pionero en España en fusionar la pedagogía Montessori con la Disciplina Positiva, ofreciendo así unos cuidados y atenciones totalmente individualizadas y exclusivas para cada uno de nuestros niños y niñas. Nuestra educación es Bilingüe a partir de los 6 meses.

Educación Montessori

El Método Montessori, es considerado como una educación para la vida y se sirve de los siguientes aspectos para lograrlo: Ayuda al desarrollo natural del Ser Humano, estimula al niño a formar su carácter y manifestar su personalidad, brindándole seguridad y respeto. Favorece en el niño la responsabilidad y el desarrollo de la autodisciplina, ayudándolo a que conquiste su independencia y libertad, esta última como sinónimo de actividad, libertad para ser y pertenecer, para escoger, para instruir, para desarrollarse, para responder a las necesidades de su desarrollo. Libertad para desarrollar el propio control, guía al niño en su formación emocional e intelectual  y reconoce que el niño se construye a sí mismo.

La Disciplina Positiva

La Disciplina Positiva, complementa y fusiona a la perfección con la Pedagogía Montessori, ambas intervienen, respetan, interactúan, en cada niño de manera individualizada.

Con la Disciplina Positiva los adultos adquirimos herramientas para conectar, empatizar, con nuestros pequeños. Siendo amables y firmes, enseñado valores y habilidades sociales, personales y para la vida. Mientras nuestros niños y niñas aprenden a identificar sus capacidades y a desarrollarlas.

Puntos en común entre Montessori y Disciplina Positiva

MONTESSORI D. POSITIVA
Autodisciplina ¿Por qué marcar un error? La equivocación se considera una etapa hacia el éxito. Los errores son oportunidades de aprender
Motivación y desarrollo de la autoestima Es mejor incitar al niño a felicitarse y a estar contento de sí mismo que darle mil enhorabuenas. Incitar al niño a automotivarse. Alentar VS alabar
Órdenes Las órdenes y las conminaciones a la larga pueden desanimar al niño. Preguntar en vez de ordenar
Individualidad Respeta el ritmo único de cada uno de los niños/as. Etiquetas NO, gracias. Ambientes libres de comparaciones y competiciones.
La educación Una ayuda para la vida Respetando al niño se ayuda a respetar a los demás Efectiva a largo plazo Desarrollo de habilidades sociales y personales
Papel del adulto Actitud y estado de ánimo de uno mismo esenciales Aceptarse a uno mismo para estar en condiciones de aceptar a otro, el niño Trabajo personal de autocuidado y auto regulación

"El primer movimiento de la pequeña mano hacia las cosas, el impulso de este movimiento, representa el esfuerzo del yo por penetrar en el mundo." María Montessori

Conociendo ambas metodologías más de cerca

Disciplina Positiva, sus principales características

La disciplina positiva es eficaz con los niños porque es diferente a la disciplina convencional. No tiene nada que ver con el castigo (que muchas personas consideran sinónimo de disciplina) sino que tiene que ver con la enseñanza de valores sociales para la vida. La disciplina dirigida a los niños pequeños implica decidir lo que usted va a hacer y aplicarlo con amabilidad y firmeza, en lugar de esperar que el niño se “comporte”. A medida que el niño madura y sus habilidades mejoran, podrá usted implicarle más en el proceso de búsqueda de soluciones y establecimientos de límites. Así, practicará la reflexión, se sentirá más capaz y aprenderá a usar este poder y autonomía de manera útil, por no añadir que se sentirá más motivado para aceptar las soluciones y los límites que él ha ayudado a crear. Los principios de la disciplina positiva le ayudarán a usted a construir una relación de amor y respeto con su hijo y le ayudarán a solucionar problemas juntos a lo largo de muchos años.

Las bases de la disciplina positiva incluyen:

  • Respeto mutuo. Los padres enseñan firmeza respetándose y respetando las necesidades y la humanidad del niño.
  • Comprensión del motivo que hay detrás del comportamiento. Todo comportamiento humano tiene un propósito. Cambiará usted más efectivamente el comportamiento del niño cuando comprenda qué lo motiva. (los niños empiezan a forjar creencias que forman su personalidad el día que nacen). Gestionar las creencias es tan importante (si no más) como gestionar el comportamiento.
  • Comunicación efectiva. Padres e hijos (incluso pequeños) aprenden a escuchar y emplear palabras respetuosas para pedir lo que necesitan. Los padres aprenden que los niños “oyen” mejor cuando se les invita a pensar y participar en lugar de decirles qué han de pensar y decir. Y los padres aprenden a dar ejemplo de la capacidad para escuchar que esperan sus hijos.
  • Comprender el mundo del niño. Los niños pasan diversas etapas de desarrollo. Conocer las tareas evolutivas a las que se enfrenta el niño tomando en consideración otras variables como el orden de nacimiento, el temperamento y la presencia (o ausencia) de habilidades sociales y emocionales, el comportamiento de niño se vuelve más fácilmente comprensible. Cuando comprenda usted el mundo de su hijo, podrá elegir las mejores reacciones ante su comportamiento.
  • Disciplina que enseña. La disciplina efectiva enseña habilidades sociales y no es permisiva ni punitiva.
  • Centrarse en las soluciones en lugar del castigo. La culpa nunca soluciona un problema. Al principio, decidirá usted cómo enfocar los retos y problemas, pero a medida que el niño crece y se desarrolla, aprenderá a trabajar con él para hallar soluciones respetuosas y útiles a los retos a los que se enfrenten, desde verter el jarabe hasta las quejas a la hora de acostarse.
  • Estímulos. Los estímulos premian el esfuerzo y las ganas de mejorar, no solo importa tener éxito, y ayudan al niño a desarrollar la confianza en sus propias capacidades.
  • Los niños se portan mejor cuando se sienten mejor. ¿De dónde se sacan los padres la absurda idea de que para que el niño se comporte hay que hacerle sentir culpa, humillación o incluso dolor? Los niños se sienten más motivados para colaborar, aprender nuevas habilidades y ofrecer afecto cuando se sienten alentados, conectados y queridos.
Esencia de la Pedagogía Montessori
El Método Montessori, es considerado como una educación para la vida

La Pedagogía Montessori puede entenderse como un simple método educativo, pero Montessori es mucho más que una metodología, es claramente una filosofía de vida.

La filosofía Montessori es una forma de entender el mundo: una manera de mirar todo aquello que nos rodea desde una perspectiva de profundo respeto hacia la verdadera naturaleza humana de los niños y niñas.

Para ello María Montessori define una teoría basada en los siguientes principios elementales:

  •  El conocimiento en profundidad de la naturaleza infantil para poder respetarla

Una educación basada en los ejes fundamentales de:

  • auto-disciplina.
  • auto-motivación.
  • autonomía.
  • independencia.
  • La necesidad de un nuevo rol del adulto basado en el respeto y la confianza en las capacidades de desarrollo individual de los niños/as. Un adulto activo en la observación que elimina los obstáculos al desarrollo natural de los niños/as y facilita un entorno en el que puedan satisfacer sus necesidades de desarrollo libremente.
  • La observación como base científica de la educación Montessori y como habilidad fundamental a desarrollar por el adulto.

Está inspirado en el humanismo integral, que postula la formación de los seres humanos como personas únicas y plenamente capacitadas para actuar con libertad, inteligencia y dignidad.

El Método Montessori se sirve de los siguientes aspectos para lograrlo:

  • Ayuda al  desarrollo natural del Ser Humano.
  • Estimula al niño a formar su carácter y manifestar su personalidad, brindándole seguridad y respeto.
  • Favorece en el niño la responsabilidad y el desarrollo de la autodisciplina, ayudándolo a que conquiste su independencia y libertad, esta última como sinónimo de actividad, libertad para ser y pertenecer, para escoger, para instruir, para desarrollarse, para responder a las necesidades de su desarrollo. Libertad para desarrollar el propio control.
  • Desarrolla en el niño la capacidad de participación para que sea aceptado.
  • Guía al niño en su formación espiritual e intelectual.
  • Reconoce que el niño se construye a sí mismo.

En palabras de la propia María Montessori:

“Ya no se puede concebir la educación como mera transmisión de conocimientos, hay que buscar otros caminos para liberar las potencialidades del hombre… Esto es, estudiar los principios de la filosofía relativos a la naturaleza del alma humana. El estudio científico de la personalidad humana es el único camino posible hacia la salvación”.

Asimismo, a la pregunta de qué es el método Montessori, la Dra. Montessori responde:

“Si se aboliera no solamente el nombre, sino también el concepto común de ‘método’ para sustituirlo por otra designación: si hablásemos de una ayuda hasta que la personalidad humana pueda conquistar su independencia, de un medio para liberarla de la opresión de los prejuicios antiguos sobre la educación, entonces todo estaría claro. Es pues la personalidad humana lo que hay que considerar, y no un método de educación: es la defensa del niño, el reconocimiento científico de su naturaleza, la proclamación social de sus derechos lo que debe suplantar los modos fragmentarios de concebir la educación”. “Cuando escojamos la vida misma como objeto de nuestra atención y de nuestro estudio, podremos llegar a palpar el secreto de la humanidad y tendremos en las manos el poder de dirigirla y prestarle ayuda.”

Más información sobre el María Montessori

Biografía de María Montessori

La vida de María Montessori la valoro como excepcional, basándome en la gran consagración que dedicó en exclusiva al desarrollo humano, tomando como inicio la  libertad y la educación del niño, para eximir a la humanidad de los prejuicios que tenían sobre los mismos.

Creo que pocas cosas más le producían interés en su vida, viendo lo colosal que era su afán con el que se dedicaba a estudiar e investigar las teorías y/o métodos ya existentes. A observar sistemáticamente para ver las aplicaciones y sus refinamientos, las ventajas y las carencias. A viajar de modo internacional para difundir, para aplicar, para dar a conocer su obra y para formar a nuevos maestros.  Creo que una manera de ver y palpar el interés, el afán y la dedicación con la que ella vivía,  es ver el gran número de libros escritos y publicados a lo largo de su vida.

1903. “L´Antropologia Pedagogica”

1905. Lezioni di antropología pedagógica.

1907. L´importanza della etnología regionales nell´antropologia.

1909. Il método della pedagogía scientifica applicato alláutoeducazione infantille nella Casa dei bambini. Obra publicada más tarde como La scoperta del bambino.
Traducida al español por el pedagogo Juan Palau. Publicado en España en 1915 con el título “El Metódo de la Pegagogía Científica , aplicado a la educación de la infancia en la Casa dei Bambini”

1910. L´autoeducazione nelle scuole elemntari. El método aplicado en la escuela elemental.

1914. Montessori´s Own Handbook

19015. Manual prácticodel metódo Montessori Ideas generales sobre el método y manual práctico.

1934. Psicoaritmética

1934. Psicogeometría

1936. L´enfant. (El niño, el secreto de la infancia)

1936. El bambini in fagmilia

1943. Educación y Paz

1943. Educación para las potencialidades humanas.

1946. Education for a new world. (eduación para un nuevo mundo)

1949. The Absorbent Mind (la mente absorbente).

1949. Formación del hombre

1950. El descubrimiento del niño.

1950. El Método de la Pedagogía Científica – revisión.

Gracias  al desmedido esmero y a la gran dedicación con la que dedicó  a su método la mayor parte de su vida, hay que atribuirle la reputación, la extensión intercontinental  y el importante referente teórico que tiene su método actualmente.

María Montessori, una vida dedicada a los niños

1907

El 6 de enero, inaugura la primera “Casa dei Bambini”, en el barrio romano de San Lorenzo.

1908

Apertura de varias “Case dei Bambini” de la Sociedad Humanitaria de Milán.

Inauguración de la “Casa dei Bambini” de vía Giusti del generalato de las Franciscanas Misioneras de María (FMM).

1910

El Ayuntamiento de Roma crea dos nuevas “Case dei Bambini”.

1912

Se publica la primera traducción estadounidense del Método.

Se celebra en Roma el I Curso Internacional Montessori.

1913

Primer viaje de María Montessori a Estados Unidos. Alexander Graham Bell y su hija invitan a María Montessori a visitar Norteamérica.

Abren la primera “Casa dei bambini” de los Estados Unidos.

El extraordinario éxito de Montessori en Norteamérica se interrumpe de golpe, cuando William Kilpatrick, prestigioso profesor de la Columbia University, escribe el libro The Montessori System Examined, en el que descalifica muy duramente el Método Montessori. Tendrán que transcurrir más de 30 años, para que el movimiento montessoriano vuelva a extenderse en los Estados Unidos, para convertirse en la actualidad en uno de los representantes más prestigiosos de la renovación pedagógica y de la educación infantil de calidad..

1915

Segundo viaje a Estados Unidos.

María Montessori instala un aula con paredes de cristal para que el público pueda ver cómo trabajaba un grupo de cuarenta niños de tres a seis años.

Apertura de la Casa de los Niños en la Casa de la Maternitat i Expòsits de Barcelona, y en varios colegios de los Padres Vicencianos.

 

1951

Celebra su 81 aniversario pronunciando una conferencia en la Universidad de Imsbrück (Austria).

Por tercera vez es nominada para el Premio Nobel de la Paz.

1952

Cuando planeaba un viaje a África para dar varias conferencias invitada por el Presidente de Ghana, fallece a los 82 años, el 6 de mayo de 1952, en la ciudad de Noordwijck am See (Holanda).